St.Petersburg
Best Guides
Te amo, ciudad obra de Pedro
Amo tu severa armonía,
El curso majestuoso del rio
El granito que cubre sus orillas...
(Alexander Pushkin)

Museo Fabergé

Museo Fabergé

La fama de la empresa Fabergé, de aquél mismo Fabergé, de sus obras y ante todo de los famosos huevos de Fabergé es sumamente grande. Hoy en día los huevos de Fabergé – no son las más famosas y caras joyas en el mundo, sino es un símbolo de Rusia Imperial, de aquella Rusia que se perdió en los tempestuosos días de la revolución de 1917.

Los huevos de Fabergé son increiblemente bellos, excesivamente caros y absolutamente inútiles. Ni siquiera se puede ponerlos como anillo o pulsera. Y con todo eso los mejores joyeros de la mejor companía del mundo de joyería trabajaban 15-17 horas diarios practicamente sin reposo para crear uno o dos, como mucho – tres huevos en un año. Se usaba oro, esmalte, diamantes de mejor calidad. Todo eso pasaba cuando la mayor parte del pueblo ruso vivía debajo de la línea de pobreza. A pesar de que Carlo Fabergé y muchos de sus maestros sobrevivieron la revolución de 1917, después ni un huevo no fue hecho y no podía ser hecho. Los huevos de Fabergé podían ser encargados y elaborados sólo en Rusia Imperial. La pérdida de aquella Rusia condenó a la ruína la companía de Fabergé.

En total en el taller de Fabergé fueron fabricados 71 huevos; 50 huevos fueron elaborados para la familia imperial y por eso se llaman huevos imperiales. Alejandro III anualmente encomendaba un huevo como regalo de Pascua para su esposa, emperatriz María Fiodorovna. Después de la muerte del padre Nicolas II continuó la tradición encargando ya dos huevos – para su madre y otro para su mujer. Sólo 62 huevos (incluso 46 huevos imperiales) se conservaron hasta nuestros días, el resto desapareció en los tiempos turbios de la revolución Rusa. En un principio en la colección de la Armería del Kremlin de Moscú se encontraban 24huevos, 14 de los quales fueron vendidos en los tiempos de Stalin, de este modo, ahora en Kremlin están 10 huevos. Todos los 10 son imperiales.

Otra colección muy famosa de Fabergé (14 huevos) fue reunida por un hombre de negocios y político americano Malcolm Forbes. En 2004 la colección fue comprada por un empresario ruso Victor Vekselberg y fue trasladada a Rusia. En noviembre de 2013 en San Petersburgo en el palacio Shuvalov fue inaugurado el museo Fabergé.

Actualmente el museo Fabergé posee la colección de los huevos de Fabergé más grande del mundo – 14 huevos ( 9 de los quales son imperiales).Además la exposición comprende otras obras fabricadas en la empresa Fabergé( cerca de 200), y también joyas, porcelana y pintura de los más famosos maestros rusos de finales del siglo ХIХ – principios del XX.

Durante la excurción Uds. no solamente van a recibir la información detallada sobre Carlo Fabergé, sobre su vida y obra creativa, sobre su empresa y sus piezas de joyeria, sino también van a pasar por las preciosas salas de uno de los más bonitos palacios de San Petersburgo, admirando famosas joyas. Uds. van a sentir el ambiente de la riqueza exquisita que reinaba en la sociedad alta del Imperio Ruso en vísperas de su fracaso en 1917.

`La visita dura aproximadamente una hora y se precisa la reservación de antemano.


Envie solicitud








La dirección del contacto: info@bestguides-spb.com

[Privacy & Cookies Policy]
© Best Guides SPb, 2009-2019
We use cookies to improve your browsing experience on this site. More info